Regresa a la vida luego de 30 segundos

(Foto:Angel Martinez/XG)
14238281_948899508566777_8137210748077125572_n

Un día como este, hace 2 años, Cecilio Martínez, Fundador y Director de Xpresat Guate, se encontraba trabajando como en el interior del país, precisamente en Huehuetengo se dirigió a Xela, en donde se detuvo un momento con su familia en una Capilla en donde se encontraba el Santísimo Expuesto. Fue cuando Cecilio empezó a decaer, diciéndole a su esposa Claudia de Martínez, ¨No me siento bien¨.

En un momento en que no se sentía bien, se acerco un hombre que resulto ser un doctor, quien le dijo¨Usted no se siente bien, acompáñeme a mi clínica esta a una cuadra¨, caminando llegaron a dicha clínica, cuando el Dr, inyecta algún tipo de medicamento le dice, ¨Esto es un infarto, no lo puedo tratar aquí, hay que ir al hospital¨, Cecilio encargo a sus hijos a una señorita que nos abrió las puertas en la Capilla, y viéndonos a los ojos nos dijo ¨Quédense aquí, ya regreso¨.

Aún así manejo hacia el hospital, entrando a este lugar mi madre solicito una silla de ruedas a las enfermeras, una vez sentado callo, y fue ingresado al área de intensivo del hospital de Quetzaltenango,

Estábamos muy desconcertados, no podríamos estar con el, en eso se logro calmar un momento, fuimos a comer con mis dos hermanos y esperamos, llamamos a la hermana mayor contamos lo que sucedió en ese instante y sin pensar recorrió la Capital hasta llegar a Xela. Ya juntos vimos el momento como reaccionar.

A los 2 días de estar en el intensivo, llego el momento e que iba a ser intervenido. Cabe mencionar que en ese hospital no había ningún tipo de equipo cardivascular que realizará el trabajo, hasta ese día.

Previo, cada uno de nosotros entro a saludarlo, era mi turno en saludarlo, y me quedo con ese mensaje que dio y lo comparto, ¨Termina lo que estas haciendo, si no salgo de esto, ve sin mi¨, esto me lleno de lagrimas, fueron palabras fuertes para mi.

Mi padre ya se encontraba en la sala de operaciones, los doctores retiraban el plástico del aparato, y el Dr. Huracán quién era el que lideraba esta intervención salio con un aparto que nunca había visto tan cerca, le dijo a mi madre ¨Aquí esta el Marcapasos, no le pregunto, si es necesario ponérselo, lo haré, tengo que salvar a su esposo¨, dicho esto se ingresa a la sala de operaciones y según aquel hombre que estaba acostado en la camilla, conversan antes con el,  ¨No se de que religión seas, pero, ¿Nos permites orar contigo?¨, aceptando así fue, e inicio la operación.

Toda la familia, amigos y personas que apenas conocimos en este día nos acompañaron en oración, la operación era un cateterismo, fue una operación que duro un aproximado de 4 horas, en ese momento no sabíamos nada que hacer, nada más que rezar por el.

Cada cierto tiempo el Dr. salia a conversar con mi madre, para contarle como iba el proceso de operación.

En eso mi padre nos comenta que mientras el estaba ahí, tenía que avisar al instante en que escala estaba su dolor, de 1 a 10,  no sentía ningún dolor al principio, luego dice, ¨Doctor, pasamos más de 10, me duele¨, el Dr. ignorándolo continuo.

Esto nos comenta cada vez que puede: ¨Vi una presentación Power Point, mostrando imágenes de su vida, pasaron tan rápido, y en un instante se detuvo en una fotografía de mi infancia, luego ya no sentí nada vi todo claro, y sentí que me iba de espaldas para abajo, encomendé a Dios a mi familia, sentí dos brazos que detuvieron mi caída, sentí tanta paz y me quede tranquilo, sin embargo, estas manos me levantaron y volví a este mundo. Reaccionando a las indicaciones del Dr. Estoy seguro que esos brazos eran de Cristo, y me siento bendecido por la vida¨.

Muere durante 30 segundos y resucita el 6 de septiembre del 2014. En ese momento que recupero la consciencia, el Dr. le hizo el proceso en donde toma energía del aparato para ponérsela a el. En eso grito, ¨Sͨ, con una expresión que todo salio bien.

Luego estuvo otra semana en observación, y de regreso a la Capital.

Hoy en día aclaro esta historia, en la empresa que dice trabajar por el bien común, lo despidieron, a pesar que Cecilio dio todo su empeño en ella durante más de 9 años.

A pesar de ello, llegamos a la bancarrota, sin embargo, con fe y devoción en Cristo, encontró un mejor trabajo, y hemos sido testigos de los milagros de Dios.

Hoy en día Cecilio es un hombre ejemplar, quien dedica su vida a su familia a pesar de las cosas negativas en la vida. Ahora nos enseña a preciar la Vida como nunca lo hemos hecho.

Me siento orgulloso en ser su hijo.

Para mi padre, el viejo de 2 años.

Tu tercer hijo.

Sobre Cecilio Martínez

Es el segundo hijo de 4, nace en Guatemala el 7 de febrero de 1968. Casado con Claudia Moreno de Martínez, padre de 4 hijos emprendedores. Cuenta con una Maestría en Ciencias de la Comunicación, Licenciatura en Periodismo, y títulos internacionales en la prevención en Desastres. Muere durante 30 segundos y resucita el 6 de septiembre del 2014. Actualmente se dedica en el área de Comunicación y vive la vida como nunca.