Xpresat Guate se une a la Campaña #SoyLaVoz

12924327_1733607090217696_7896812626584747909_n

‪#‎YoSoyLaVoz‬ Desde ya la Cámara de Locutores Profesionales de Guatemala, Xpresat Guate Radio y radios amigas de Guatemala,  nos unimos  a la celebración del Día Mundial de la Voz; una iniciativa que se originó en Brasil, en el año 1999.
Posteriormente la Sociedad Argentina de la Voz se sumó a la propuesta de Brasil, para celebrar el 16 de Abril de 2003, el Día Mundial de la Voz, cuya campaña de inauguración en Argentina fue con un acto en la Academia Nacional de Medicina.

El objetivo de la campaña estuvo centrado en orientar a la población en el cuidado de su voz para que tomara conciencia de la necesidad de realizar consultas frente a cualquier cambio que se le presente en la misma.

El mensaje se focalizó en la importancia de alcanzar un entrenamiento adecuado para conservar la salud vocal, especialmente aquellos que trabajamos con con nuestra Voz.

Los disturbios de la voz pueden ser causados por:
– Dolencias por alteración en las estructuras del aparato fonador
– Mal uso o abuso de la voz
– Hábitos tóxicos (como el tabaquismo u otras sustancias)
– Manifestación de un conflicto anímico

Con la finalidad de crear conciencia popular sobre la salud vocal, los riesgos provocados por la falta de higiene vocal y el uso inadecuado de la voz profesional hablada y cantada, la Cámara de Locutores Profesionales de Guatemala y sus filiales en toda la República, se unen a este esfuerzo en donde en los próximos días estaremos compartimento información importante para todos, principalmente para los que trabajamos con LA VOZ.

Agradecemos tus aportes utilizando la etiqueta #YoSoyLaVoz

Te compartimos FLASH MOB  del Día Mundial de la Voz: “Inconsciente Colectivo, Charly García”

Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de la Divina Misericordia

(Fuente: ACI)

DivinaMisericordia_2DomingoPascua

Hoy la Iglesia Universal celebra la Fiesta de la Divina Misericordia, establecida por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de losSacramentos el 23 de mayo del 2000 por indicación de San Juan Pablo II, para que tenga lugar el Segundo Domingo de Pascua.

El objetivo de esta Fiesta es hacer llegar a los corazones de cada persona el mensaje de que Dios es Misericordioso y ama a todos.

“Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea un refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores”, le dijo Jesús a Santa Faustina.

“Las almas mueren a pesar de mi amarga Pasión. Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de mi Misericordia. Si no adoran mi misericordia morirán para siempre”, le señaló Cristo a la santa en otra ocasión.

En este día los fieles pueden obtener indulgencias plenarias y con el fin de celebrar apropiadamente esta festividad, se recomienda rezar la Coronilla de la Divina Misericordia.

¿Sabías que puedes obtener una indulgencia plenaria el Domingo de la Misericordia?

Durante las apariciones del Señor de la Divina Misericordia a Santa Faustina, Cristo aseguró varias gracias a los que se acercaran a su misericordia. San Juan Pablo II, más adelante, instituyó oficialmente la indulgencia plenaria para esta fiesta.

“Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores… El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión obtendrá el perdón total de las culpas y de las penas… Que ningún alma tema acercarse a mí, aunque sus pecados sean como escarlata”, dijo el Señor en una promesa que hizo a Santa Faustina Kowalska en una de las apariciones místicas que le concedió.

En el 2002, esta promesa de Cristo se hizo “oficial” en la Iglesia cuando, por mandato de San Juan Pablo II, la Santa Sedepublicó el “decreto sobre las indulgencias recibidas en la Fiesta de la Divina Misericordia”, un don que también puede alcanzar a los enfermos y los navegantes en altamar.

En el segundo domingo de Pascua, que este año se celebra el 3 de abril, se concede la indulgencia plenaria, con lascondiciones habituales(confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice) al fiel que participe en actos de piedad realizados en honor de la Misericordia divina.

“O al menos rece, en presencia del Santísimo Sacramento de la Eucaristía, públicamente expuesto o conservado en el Sagrario, el Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso (por ejemplo, ‘Jesús misericordioso, confío en ti’)”, dice el texto del decreto.

Asimismo se concede indulgencia parcial “al fiel que, al menos con corazón contrito, eleve al Señor Jesús misericordioso una de las invocaciones piadosas legítimamente aprobadas”.

También los enfermos y las personas que los asisten, los navegantes, los afectados por la guerra, las vicisitudes políticas o la inclemencia de los lugares “y todos los que por justa causa no pueden abandonar su casa o desempeñan una actividad impostergable en beneficio de la comunidad, podrán conseguir la indulgencia plenaria”.

Esto siempre y cuando, con total rechazo de cualquier pecado y con la intención de cumplir, en cuanto sea posible, las tres condiciones habituales recen “frente a una piadosa imagen de nuestro Señor Jesús misericordioso, el Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso”.

Asimismo, si ni siquiera se pudiera hacer lo antes descrito, podrán obtener la indulgencia plenaria “los que se unan con la intención a los que realizan del modo ordinario la obra prescrita para la indulgencia y ofrecen a Dios misericordioso una oración y a la vez los sufrimientos de su enfermedad y las molestias de su vida, teniendo también ellos el propósito de cumplir, en cuanto les sea posible, las tres condiciones prescritas para lucrar la indulgencia plenaria”.

Jesucristo también prometió a Santa Faustina que cuando se rece laCoronilla de la Divina Misericordia junto a los moribundos se pondrá “entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo sino como el Salvador misericordioso”.

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Audición

120150302044709

Este jueves 3 de marzo se recuerda el día internacional de la audición. Alrededor de 360 millones de personas (cerca del 5% de la población mundial) presentan pérdidas de audición que se consideran discapacitantes; cerca de 32 millones son niños/as. La inmensa mayoría vive en países de ingresos bajos y medianos.

Son numeradas varias causas entre las que podemos mencionar los factores hereditarios, infecciones congénitas,  edad avanzada, exposición al ruido, uso de medicaciones ototóxicas, enfermedades infecciosas (Rubeola, Meningitis, etc.)

Existen diferentes tipos de sordera. La sordera se define como la pérdida completa en uno o ambos oídos; y por defecto de audición se entiende como la pérdida completa o parcial de la capacidad de oír.

La repercusión más evidente de la pérdida de audición en la niñez tiene que ver con la adquisición del lenguaje, pero el trastorno también afecta al aprendizaje en su conjunto y al desarrollo de aptitudes y actitudes sociales, incluida la autoestima. La pérdida de audición no tratada a menudo se acompaña de un rendimiento académico deficiente, que puede desembocar en un peor rendimiento profesional y, más adelante, en la disminución de las posibilidades de empleo.

Expertos en el ámbito refieren que la discapacidad auditiva puede prevenirse con medidas de salud pública como la vacunación y prácticas seguras en materia de higiene del trabajo.

El problema auditivo puede tratarse apropiadamente mediante la detección temprana. El tratamiento depende de la causa y puede ser médico, quirúrgico o mediante implantes cocleares o audífonos.

En los bebés y los niños/as menores de edad, el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno evitan problemas con la adquisición del lenguaje y el aprovechamiento escolar.

La OMS sugiere algunas estrategias de prevención sencillas:

  • Vacunar a los niños/as contra las enfermedades propias de la infancia, en particular el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis.
  • Aplicar la vacuna contra la rubéola a las mujeres adolescentes y en edad de procrear antes de que se embaracen.
  • Efectuar pruebas de detección para descartar la sífilis y otras infecciones en las embarazadas.
  • Mejorar la atención prenatal y perinatal, en particular mediante la promoción de los partos sin riesgos.
  • Evitar el uso de medicamentos ototóxicos a menos que sean recetados por un médico calificado y la posología sea vigilada cuidadosamente.
  • Cuando sea necesario, remitir a los bebés con riesgo elevado de sufrir estos problemas (por ejemplo, los que presentan antecedentes familiares de sordera, peso bajo al nacer o han sufrido asfixia del parto, ictericia neonatal, meningitis, etcétera) para la evaluación y el tratamiento.
  • Disminuir la exposición (por motivos de trabajo o personales) a los sonidos y ruidos excesivamente altos mediante la concientización, el uso de dispositivos de protección personal y la aplicación de leyes adecuadas.