“Hay que estar preparados para los retos de la vida”: Hessler Archila

(Por: Francisco Javier Molina/XG)

El jugador de la Antigua Guatemala platicó acerca de sus inicios en el futbol y de las lesiones de rodilla que lo han dejado apartado de las canchas.

¿Cómo fueron tus inicios en el futbol?

Empecé en Ligas Amateur, estuve en Cejusa, en Futeca, después en el Colegio Don Bosco.  Luego me llaman a una sub 17 con la cual viajo a El Salvador a disputar un Premundial, después de graduarme del colegio me voy directamente a Marquense e inicia la vida del futbol.

Debutas en Marquense profesionalmente.

Si, ahí a los 18 años debuté, llevaba seis meses de jugar en la especial y se me da la oportunidad de pasar al equipo mayor.

¿Cómo llegas al Deportivo Mixco?

Marquense le daba oportunidad a los jóvenes y yo quería tener un poco más de actividad, hablo al profesor Eduardo él me dice que lo pensara bien, el entrenador de Mixco me tenía mucho aprecio. Fue una de las decisiones con más riesgo que tome pero que al final fue satisfactoria.

¿Cómo es el cambio de Liga Mayor a Primera, cual es más competitiva?

Hay un poco más de futbol en la Mayor. En la Primera hay roce, es un poco más rápido, mayor fuerza, son pocas las diferencias pero eso es lo que distingue una de otra. En la Primera se va a agarrar un poco más de experiencia mientras que en la Mayor ya juegas con gente de experiencia y el nivel es más competitivo.

Después de Mixco llegas a Suchitepéquez, ¿crees que fue ahí donde te consolidas como jugador?

Creo que sí, el primer torneo en Suchi fue muy bueno, yo en lo individual no anote pero hice una cantidad de asistencias que me ayudó a estar siempre de titular, en el segundo torneo hice nueve goles. Me ayudo mucho la experiencia, tenía grandes compañeros que me ayudaron a mejorar aspectos de mi juego. Fue un paso fuerte en el que me logro consolidar.

Llegas a Municipal con lo cual cumples un sueño de infancia.

 La verdad si, desde pequeño era rojo, obviamente cuando uno es niño tiene muchos sueños, muchas ilusiones, muchas veces uno los alcanza otras no, en mi caso se dio la bendición de cumplir uno de mis más grandes sueños.

¿Cómo surge la posibilidad de jugar en Antigua?

 Era un nuevo proyecto y ahora que ya llevo dos años ahí, puedo decir que las personas que están al mando del equipo no solo saben de futbol, son buenas personas, creo que los principios y valores que tiene la institución me gustan y no cualquier equipo te aguanta dos lesiones por así decirlo. Es una institución que está creciendo y que ha dado mucho de qué hablar en el futbol nacional.