Hoy la iglesia Catolica celebra la Solemnidad del Corpus Christi

(Fuente: Aci Prensa)
CorpusChristiUn milagro eucarístico del siglo XIII fue el origen de la Fiesta del Corpus Christi, que laIglesia celebra el jueves siguiente a la Solemnidad de la Santísima Trinidad; aunque en algunos países las Iglesias locales deciden trasladarla para el domingo por una cuestión pastoral.

En esta solemnidad la Iglesia tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor, siendo la procesión del Corpus Christi una de las más importantes en toda la Iglesia Universal.

A mediados del siglo XIII el P. Pedro de Praga dudaba sobre la presencia de Cristo en la Eucaristía y realizó una peregrinación a Roma para rogar sobre la tumba de San Pedro una gracia de fe. Al retornar, mientras celebraba la Santa Misa en Bolsena, en la Cripta de Santa Cristina, la Sagrada Hostia sangró manchando el corporal.

La noticia llegó rápidamente al Papa Urbano IV, que se encontraba muy cerca en Orvieto, y mandó que se le lleve el corporal. Más adelante el Pontífice publicó la bula “Transiturus”, con la que ordenó que se celebrara la Solemnidad del Corpus Christi en toda la Iglesia el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad.

El Santo Padre encomendó a Santo Tomás de Aquino la preparación de un oficio litúrgico para la fiesta y la composición de himnos, que se entonan hasta el día de hoy: Tantum Ergo, Lauda Sion.

El Papa Clemente V en el Concilio general de Viena (1311) ordenó una vez más esta fiesta y publicó un nuevo decreto en el que incorporó el de Urbano IV. Posteriormente Juan XII instó su observancia.

Mensaje del Papa Francisco en el Ángelus: ¨La Eucaristía no es un símbolo es Jesús que se entrega enteramente¨ Agosto 2015

Miles de peregrinos acudieron al rezo del Ángelus aunque el cielo amenazaba lluvia. El Papa explicó por qué es importante acudir a Misa.

“A veces, sobre la Misa, escuchamos esta objeción: “¿Para qué sirve la Misa?, yo voy a la iglesia cuando tengo ganas o rezo mejor cuando estoy solo”. Pero la Eucaristía no es una oración privada o una hermosa experiencia espiritual, no sólo una conmemoración de lo que hizo Jesús en la Última Cena. Decimos, para entenderlo, que la Eucaristía es un “memorial””.

Francisco habló sobre la Eucaristía. Explicó que va mucho más allá de ser un símbolo o una imagen. Dijo que en la Eucaristía, Jesús se entrega a sí mismo.

“Jesús nos deja la Eucaristía con un objetivo preciso: Que podamos convertirnos en una sola cosa con Él”.

A partir de la Eucaristía, explicó el Papa, es posible “entrar en sintonía con el corazón de Cristo”, “asimilar su comportamiento” y convertirse “en personas de paz”.